Raúl-Pérez-Iparra // Dirty – Numb – Angel

Mustafa Sandal, llamadas a la oración y afgano del bueno

    Hace apenas un par de días que he regresado de una pequeña ruta por los países árabes, buscando temas, pinchando música, reencontrándome con viejos conocidos, pegándole al éxcel y trapicheando, mercadeando, encadenando burdeles, hoteles malos, despertares en sofás ajenos, un par de broncas, carne de la buena y tal. He localizado algunas bandas de Trip Hop en Líbano que te caes de culo -me permitirán que guarde el secreto de sumario, de momento el beneficio va para Interzona Records-, y luego he podido pasarme por uno de los conciertazos de Mustafá Sandal en Estambul. Mustafá Sandal es uno de mis placeres culpables, algo así como el Alejandro Sanz turco, todo kitsch y todo cutrerío, pero oye, el tipo se porta. Le intenté traer cuando la movida de la expo y, si hubiera tenido un par de semanas más, lo hubiéramos petado en Zaragoza dándolo todo. Siempre que me ve el tipo corre a abrazarme, gritándome algo así como “Ipaaaggaaa, Ipagggaaaa”, y me pega unos abrazos del quince.

    Con Sandal yo tuve una suerte de relación amor/odio a principios de la década pasada, anduve medio liado con una chavala turca que vino a pasar unas semanas y que me taladraba todos los días con sus cds en el coche. Al cruzar la ciudad, la gente nos miraba raro, pero ya me dirán ustedes qué coño pintaba una turca en zaragoza, todo piel y todo labio, con un lunar prominente y unas gafas de sol que parecían las de Abbas Kiarostami. El caso es que, como ocurre siempre, la turca se marchó y yo me quedé por aquí, con los cds manchados de coca y echándola de menos. Y le pille el punto.

     Volver a Interzona ha sido razonablemente agradable. Lady Lizz me ha preparado unos tuppers buenos buenos y me ha dejado un poco de afgano del bueno que trajeron a la ciudad hace un par de semanas. La felicidad es una cosa sencilla. Para este finde pronostican olas de frío y mal rollo cósmico, así que me compraré una manta nueva, una cafetera nueva y algunos vinilos cincuenteros y erosionados para hacer más llevadera la espera.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s