Raúl-Pérez-Iparra // Dirty – Numb – Angel

Lady Lorca

Lady Lorca, dulcísima, niña no-sé-si-guapa o no-se-si-fea, empezó a currar con nosotros en el estudio de Interzona hace cosa de dos o tres semanas. Me llamó la atención, así como pizpireta y toda seria con sus 18 años, en modo no-me-juzgues-soy-una-profesional o en modo fantasía libidinosa. Lady Lorca se sienta cerca de mi mesa y siempre escucha el “Omega” de Enrique Morente, con los ojos entrecerrados y la mirada perdida.
Por supuesto, un poquito de google -junto a mi colección habitual de perfiles falsos en las redes sociales, mis pequeños avatares cotillas- me ofrece algo más de información. Tiene fotos con el pelo de otra manera que le quedan como el culo -la foto en la base de datos de la empresa tampoco es para tirar cohetes- pero está en esa edad justa en la que despertar con ella podría ser un pequeño milagro, una pequeña satisfacción. La miro y fantaseo ahora que llevo casi seis días limpio y las erecciones vuelven a funcionar con regularidad.
En el parking me cruzo de nuevo con Lady Tink, que me cuenta nosequéhistoriaquenomeinteresa pero en la que creo atisbar un pequeño fondo de interés romántico y festivo. Me presentó a su novio, que ya no sé si es novio, y resultó ser -vaya sorpresa- un profundo gilipollas.
Vuelvo a casa. Un poquito de Stone Roses (hoy toca, claro) por las carreteras secundarias.
Me gusta Lady Lorca. Me gusta lo suficiente como para dedicarle este post.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s